Organizaciones masónicas internacionales

CLIPSAS (Centro de Comunicación e Información de los Poderes Masónicos Firmantes del Llamamiento de Estrasburgo)Clipsas es la asociación Masónica de mayor implantación y actividad en el mundo. Ninguna otra agrupa a Grandes Logias y Grandes Orientes de Europa, Asia, África y las Américas, y se reúne con tanta regularidad. Su texto fundacional rescata el mensaje de unión de las Constituciones de Anderson de 1723PROCLAMACIÓN APROBADA EN ESTRASBURGO EL 22 DE ENERO DE 1961

(Texto del Gran Oriente de Francia y del Gran Oriente de Bélgica)

Las Obediencias firmantes: Se honran de su fidelidad absoluta al mensaje de tolerancia, de fraternidad y de unión contenido en el artículo 1 de las Constituciones de Anderson (1723) y que al respecto permanece como su regla de oro.

Estiman que la Francmasonería tiene por misión “reunir las personas que, sin ella, serían consideradas extrañas” y que el francmasón tiene que ser por esencia un elemento de concordia entre todos los hombres.

Consideran que lo esencial de la Masonería radica en su ideal social de fraternidad y de deber y no en la observancia rígida de alguna costumbre aun tradicional ; que una espiritualidad que une estrechamente el hombre al devenir de la humanidad y al mejoramiento de su condición tiene tanto valor moral como la que él puede encontrar en sus relaciones con un principio supranatural.

Para estas Obediencias, iniciación, filantropía, espiritualidad no excluyen una vocación de humanismo y de progreso ;la meditación no prohíbe la acción.

El respeto de los ritos y de la tradición no prohíbe: Enviar un mensaje de tolerancia, de fraternidad, de unión ;

Inspirar a los hombres una voluntad de elevación personal y de concordia. Ofrecer a los jóvenes un ideal mayor y mas generoso.

Así como el río no es fiel a su fuente cuando va hacia el mar, una Masonería que se niega a seguir los progresos humanos, traicionaría la intención misma de sus fundadores.

Por lo mismo que es progresiva, nuestra Masonería, consciente de llevar a cabo en nuestra sociedad científica moderna la generosa intención de nuestro Maest\ Anderson, por su prolongación natural, la libertad completa del espíritu, no admite alguna limitación a la libertad absoluta de conciencia.

La realización de este ideal exige la alianza de todos los Masones en una armonía en la que cada nota conserva su valor, y en el respeto de la libertad de cada uno. Una Masonería que quiere cumplir su misión, no podría rechazar ninguno de los valores morales capaces de fortalecerla.

Todos los hombres, cualesquiera que sean su raza, su religión, su situación social, sus ideales filosóficos o políticos, sus concepciones económicas, si son libres y probos, deben comulgar en una misma voluntad de unión para permitir la edificación de una extensa reunión Masónica universal, cuya necesidad es mas imperativa que nunca.

Si las exclusiones permanecen, no es por nosotros, y nos rehusamos a levantarlas. Lejos de ser un obstáculo a la Unión, pensamos que la diversidad de los valores morales forma un factor de riquezas intelectual, espiritual y moral indispensables al desarrollo.

Estamos convencidos de que las Masonerías que no admiten la libertad absoluta de conciencia son imperfectamente instruidas y que nuestro deber es ayudarlas en su camino hacia la Luz.

Respetuosas de todas las tradiciones, de todos los Ritos, de todos los símbolos, de todas las creencias, de la libertad absoluta de conciencia, fieles al espíritu de las Constituciones de Anderson de 1723, atentas a dejar a cada Masón el cuidado de determinar libremente sobre la elección de los Ritos y la interpretación de los símbolos, las Potencias Firmantes recurren a todas las Masonerías del Mundo, con el fin de que se formen entre ellas una Cadena de Unión indisoluble que asegurará el triunfo del ideal Masónico y conducirá la humanidad más allá de la Hermosura y la Bondad.

LLAMAMIENTO DE ESTRASBURGO

Las Potencias Masónicas Soberanas reunidas en Estrasburgo el 22 de enero 1961

CONSIDERANDO

Que es imperioso restablecer entre todos los Masones la Cadena de Unión rota por lamentables exclusivas contrarias a los principios de las Constituciones de Anderson del 1723.

Que, por eso, es importante buscar en común las condiciones que determinan la calidad de Masón, tomando en cuenta todas las tradiciones, todos los ritos, todos los símbolos, todas las creencias, respetando una absoluta libertad de conciencia.

ESTIMAN

Que debe dejarse a la apreciación de cada Logia y de cada Obediencia el hecho de abrir y cerrar los trabajos bajo la invocación del Gran Arquitecto del Universo y de exigir que una de las tres Luces sea el Libro Sagrado de una religión revelada.

DECIDEN Y DECLARAN

Establecer entre ellas relaciones fraternales y abrir las puertas de sus Templos, sin condición de reciprocidad, a todo Masón o Masona que haya recibido la Luz en una Logia Justa y Perfecta, a condición que la especificación Masónica de la Logia o de la Obediencia permita estas visitas.

HACEN UN LLAMAMIENTO

A todos los Masones para que se junten a esta Cadena de Unión basada en una total libertad de conciencia y una perfecta tolerancia mutua.

REGLAMENTO GENERAL

PREÁMBULO

CLIPSAS es una Asociación Internacional Masónica que agrupa a las Obediencias que han suscrito la Proclamación y el Llamamiento de Estrasburgo. Sus Estatutos están registrados en la Prefectura de Paris.

Cada Obediencia miembro conserva su soberanía y CLIPSAS no se instituye en superobediencia.

La finalidad de CLIPSAS es la Cadena de Unión Universal entre las Obediencias miembro.

En consecuencia CLIPSAS desempeña una función de enlace, de información, de comunicación y de reflexión y podrá aportar su contribución a los grandes problemas filosóficos, sociales y humanistas a través de las Naciones Unidas.

MIEMBROS

Artículo 1. Los miembros son Obediencias que tienen por lo menos tres Logias azules y trabajan en los tres primeros grados.

Artículo 2. Los miembros de un mismo continente pueden constituir una Comisión Continental y definen sus finalidades y modalidades en el respeto del Reglamento General.

Artículo 3. Las solicitudes de admisión son dirigidas al Bureau.

Solo son válidas las candidaturas de Obediencias de por lo menos tres años de existencia cuando se nombre la Comisión de Investigación.

Articulo 4. Cualquier solicitud de admisión debe incluir : La adhesión expresa y sin reserva a los principios arriba citados de CLIPSAS y el establecimiento de relaciones fraternales, sin condición de reciprocidad en el respeto de la especificación Masónica de la Obediencia

http://www.clipsas.org

Hoy el Clipsas esta formado por sesenta y una obediencias de todo el mundo. En España sólo pertenece a este organismo internacional la Gran Logia Simbólica Española, que se adhirió en el año 1983. Clipsas no es una organización masónica estructurada ni una superobediencia. Según el propósito de sus fundadores, es la piedra angular de la Unión Fraternal de los Francmasones, que consideran que la libertad de conciencia es la más grande victoria de la humanidad sobre ella misma y que, lejos de ser un factor de desunión, conduce a la libre confrontación de opiniones.

Las obediencias miembros del Clipsas han tenido siempre un interés por el estudio de los problemas determinantes del devenir del Hombre. Se reúnen una vez al año y dedican un tiempo importante a los coloquios sobre los temas que están de actualidad en sus respectivos países o en el mundo. Por poner un ejemplo, en el año 2003 en la isla Guadalupe del Caribe se debatió el tema «Una educación para la paz». El profesor Pedro Álvarez Lázaro, después de analizar todas las exposiciones que se hicieron para este tema, recoge de esta forma la esencia de los debates:

La totalidad de los ponentes comenzó por acuñar una definición de Paz, que en el sentir general fue entendida como un estado personal y social caracterizado por la ausencia no sólo de contiendas bélicas sino de todo tipo de violencia estructural o funcional. Al delimitar este concepto no excluían la presencia del conflicto, por otro lado inevitable en toda relación humana y necesario para el progreso, pero precisaban que sólo su superación por el diálogo y la negociación podían conducir a la convivencia armónica de las distintas culturas, pueblos, religiones, sexos o razas. Y recogiendo el postulado de Kant, apostillaban que sólo un Estado libre laico y democrático está cerca de lograr su paz interna, condición esencial para lograr una paz eterna. A partir de estos presupuestos comunes, se pasaba a postular la educación como el mejor de los caminos para lograr acabar con la violencia y alcanzar la paz universal. La Masonería, en concreto, por su propia naturaleza estaba obligada a comprometerse en ese empeño. […] El delegado del Gran Oriente de Luxemburgo planteaba con especial detalle el acercamiento de nuevas culturas como una de las bases de la educación pacifista: «Tengo el sentimiento de que una de las maneras más eficaces de trabajar por la paz es la de familiarizar rápidamente a nuestros niños con otros modos de pensar y vivir. Si queremos ser coherentes con el modelo de educación que hemos elegido».1

Normalmente al terminar el coloquio se forman mesas para analizar y consensuar una conclusión final. Estas mesas se constituyen por idiomas: ingles, francés y castellano. Las conclusiones que presentó este último grupo fueron las siguientes:

CONCLUSIONES DEL GRUPO HISPANOPARLANTE SOBRE LA JORNADA EN TORNO AL TEMA “UNA EDUCACIÓN PARA LA PAZ”

1. El proceso civilizador obedece a un impulso ancestral con el que el Hombre intenta salir de la selva, sustituyendo la «LEY DEL MÁS FUERTE» por un conjunto de normas que permiten satisfacer más eficazmente las necesidades y anhelos humanos.
2. Cualquier forma de vida puede describirse, en última instancia, en términos de conflicto:
1. El organismo frente a la Naturaleza.
2. El organismo frente al competidor.
3. El organismo frente a su depredador.
4. El organismo frente a la escasez.
3. A esta conflictividad básica, el Hombre añade otras fuentes de conflicto debido a:
1. Su capacidad para prever el futuro y, por lo tanto, preocuparse por éste.
2. Su inagotable posibilidad de convertir en deseo y después en necesidad cualquier carencia.
3. Las infinitas formas que tiene de elegirse.
4. La guerra es la solución de un conflicto mediante el empleo de la fuerza. La Paz podría entenderse como la ausencia de violencia y no como la buena resolución de los conflicto, por lo que el tema «Una educación para la paz» no pone a la vista el verdadero problema. Según nuestro grupo, el tema quedaría mejor contemplado bajo el título de «Una educación para la gestión de los conflictos».
5. Nuestro grupo entiende que esta gestión se asienta en tres pilares fundamentales:
1. Una educación para la LAICIDAD: en la construcción de un marco normativo que nos aleje de la selva, el laico es el que puede albergar mayor diversidad y, por lo tanto, mayores posibilidades de libertad.
2. Una educación para el DESARROLLO INTEGRAL Y SOSTENIBLE: Desarrollo=despliegue.
3. Una educación para la MEDIACIÓN.

Respecto a este tema de una educación para la paz, no podemos olvidar que tenemos que empezar por mantener una paz en primer lugar con nosotros mismos, porque la paz del individuo es la paz del mundo, pero también la paz del mundo es la paz del individuo. Es una influencia recíproca. Esto quiere decir que reconocemos que hay culturas, religiones, acerbos, sistemas jurídicos, que propician, unos mejor que otros, una convivencia en paz y en desarrollo integral y sostenible de los pueblos, y que, por lo tanto, tenemos que trabajar todos en pos de estos modos de vida sobre el planeta.

Estos debates nos aportan un conocimiento sobre la visión que los distintos países tienen sobre temas que pueden ser de índole político y que, al realizar el análisis desde un punto de vista ético, lejos de dividir y enfrentar a los miembros, resultan de gran valor para la construcción interna de todos los participantes.

——————————————————————————————————————–

La Unión Masónica del Mediterráneo

Desde el año 1999 las principales organizaciones masónicas que trabajan en los países de la cuenca mediterránea vienen celebrando anualmente jornadas de reflexión para comprender mejor la naturaleza de las relaciones humanas que entretejen la realidad social de ese espacio de convivencia que comparten todos los pueblos que se bañan en el Mare Nostrum. El Mediterráneo sufre de esquizofrenia: unas veces se nos presenta como el líquido amniótico que ha gestado una de las principales estirpes civilizadoras que hoy pueblan el mundo, y los países que lo rodean se reconocen en una trama de influencias mutuas, tanto religiosas, filosóficas como políticas y económicas; pero otras veces es el dique de contención de las fuerzas antagónicas generadas por lo que, en la lógica de Huntington, se llamarían las placas civilizacionales irremediablemente condenadas a la confrontación.

¿Ha emergido, de la historia común de encuentros y desencuentros a lo largo de tantos milenios, un conjunto de pautas y soluciones, específicamente mediterráneas, que nos permita abordar con mejores expectativas las desavenencias propias de toda convivencia? ¿Podemos hablar de «cultura mediterránea»? Y, si no es así, ¿cómo podemos contribuir a que esto ocurra? Porque es absolutamente esencial que nuestra experiencia común coagule en una cultura en la que todos los pueblos mediterráneos nos reconozcamos en términos de concordia, de solidaridad y de diseño compartido de nuestro futuro.

Con esta preocupación, en noviembre del año 2001 se reunieron en la ciudad de Nápoles las siguientes organizaciones masónicas: Gran Oriente de Francia, Gran Oriente de Grecia, Orden Masónica Internacional Delphi de Grecia, Gran Logia de Italia, Gran Logia Femenina de Italia, Gran Logia Central del Líbano, Gran Logia del Cedro del Líbano, Gran Logia Liberal de Turquía y la Gran Logia Simbólica Española, para crear la organización Unión Masónica del Mediterráneo. En ese acto se ratificó la siguiente carta constitutiva:

* Dado que, desde siempre, la cuenca mediterránea ha venido siendo el vehículo por excelencia para la circulación y la difusión de ideas,
* Dadas las profundas afinidades de las tradiciones iniciáticas y rituales de los pueblos que viven en la cuenca mediterránea,
* Dado el lazo tradicional existente entre todos los pueblos mediterráneos,
* Dados los orígenes comunes y culturales,
* Dada la diversidad de ritos, marcados por la misma esencia iniciática,
* Convencidos de que la universalidad y la igualdad masónicas derivan del conocimiento, del respeto y de la cultura de la diversidad,
* Fieles a una espiritualidad aun cuando practicada en la laicidad, es decir fundada en el Hombre,
* En el respeto total de las creencias y filosofías de cada uno,
* Conscientes de la importancia de mantener vivo el espíritu que anima nuestras comuniones,
* Deseosos de conocer mejor el patrimonio iniciático de cada uno,

DECIDIMOS

Constituir la Unión Masónica del Mediterráneo con los siguientes fines:

1.- Salvaguarda y desarrollo de la cultura y la historia iniciáticas mediterráneas.

2.- Difusión de la Masonería de inspiración mediterránea.

3.- Estudio de los problemas actuales relativos a cada país.

La cadena podrá materializarse a través de los trabajos de los miembros y en un encuentro anual, coloquio y/o manifestaciones, en el país que este dispuesto a organizarlos.

La cadena de unión asumirá el deber de defender las obediencias signatarias en caso de eventuales dificultades en sus países por la afirmación de su pertenencia masónica.

En el sexto encuentro, en Atenas, se han adherido a esta organización dos obediencias más: el Gran Oriente Lusitano y la Gran Logia de Marruecos.

Las actividades de la Unión Masónica del Mediterráneo se inscriben dentro del conjunto de iniciativas que tanto las políticas nacionales como las de la Unión Europea llevan ya años implementando. Pero algunas de estas organizaciones entienden que no basta una acción política porque ésta es una cuestión que atañe directamente al ciudadano. Es necesario elevar el nivel de conciencia ciudadana y el nivel de conocimiento acerca de esta problemática, y ésta es la intención principal de estas sesiones anuales de reflexión que permiten a los masones de estos diferentes países ajustar sus argumentos desde las diferencias culturales que los caracterizan.

——————————————————————————————————————–

Espacio Masónico Europeo

Esta organización masónica esta aún en sus comienzos y firmará muy pronto su carta constitutiva con las obediencias europeas que deseen formar parte de ella. Como condición indispensable, estas obediencias tienen que practicar y promover la absoluta libertad de conciencia, así como la laicidad, para poder pertenecer a ella.

El trabajo de fondo de esta organización será toda la problemática de valores dentro de la Unión Europea, principalmente en los países de reciente incorporación, donde a veces no están muy claros los derechos del ciudadano y su libertad, así como los problemas en torno a la igualdad de géneros. Obediencias como la Gran Logia Liberal de Turquía están presentes desde el inicio de esta nueva organización; está claro, para las obediencias que formen parte de esta nueva organización, que darán su apoyo y trabajarán por la incorporación de este país a Europa.

Anuncios